Juan Antonio González Mestre, Toni para los amigos, nos dejó ayer día 15 de noviembre a la edad de 78 años.Nos ha dejado huérfanos, como ha dejado huérfanos a sus hijos y a sus dos nietos.  Malagueño, nacido en Cataluña, abrazó nuestras tradiciones, idiosincrasia, nuestra gracia, pero nunca nuestro acento, de lo que estaba muy orgulloso. Persona buena, el protocolo y el turismo los llevaba en la sangre. Fumador empedernido de ducados negro y goloso hasta "jartarse" nunca le falto en su mesa de despacho de la Casita del Jardinero, ni una cosa ni la otra; el chocolate siempre negro 100%. Persona optimista y joven, pero también perfeccionista, cosa que  ponía muy nerviosos a los que le rodeábamos. En nuestra Hermandad hizo una labor muy importante; eterno jefe de protocolo, revolucionó dicho cargo en la Cofradía Oficial de Málaga. En el Museo, que creó junto a otros tantos (Antonio Moreno padre, Juan Antonio Ruiz Rosales, Pepe Barrientos, etc...). Pero sobre todo en las relaciones personales, todos le respetábamos, le escuchábamos y le queríamos. Sirvan estas palabras para dar nuestro pésame a su viuda Marga, a sus hijos, a sus nietos, a su enorme familia de Cataluña, de la Malagueta, de Casabermeja, del Ayto de Málaga y del Sepulcro. Hoy la Virgen de la Soledad viste las puñetas y enaguas que le regalaste, pero tú ya no estás aquí para verlas. Descansa en paz amigo.
Palabras de su amigo Juan Carlos Ruiz Rodríguez. Descansa en paz. Desde esta página, damos nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos.
 

 

© 2018. HermandadSepulcro.Org | Todos los derechos reservados.