El pasado 18 de Junio de 2016,  con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen de la Soledad de Mena , la Junta de Gobierno de la Hermandad del Santo Sepulcro y Nuestra  Señora de la Soledad, en la iglesia de Santa Ana del Cister y ante la Virgen de la Soledad que se encontraba en besamanos, le hizo entrega del Escudo de Oro a la Virgen de Mena y se le impuso la medalla de la cofradía  posteriormente al H.M. D. Antonio González Ramírez. Fue  un acto emotivo,  sencillo y entrañable en el que nuestro H.M. D. Emilio Betés Cuadras les dirigió  estas palabras de felicitación y bienvenida.

 

PALABRAS DE BIENVENIDA

 

            Como Hermano Mayor, y en nombre de la Junta de Gobierno de la  Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús del  Santo Sepulcro y Nuestra Señora de Soledad, es para nosotros un honor, poder dar la bienvenida a la Congregación de Mena a nuestra casa en un día tan especial e histórico.

 

         Queridos amigos, estas paredes del Císter, al igual que las de nuestra Casa Hermandad, también son las vuestras; y nos sentimos muy orgullosos de poder recibiros con motivo de la Coronación de la Soledad de Mena.

 

         Por el ambiente que ya se palpa, no va a haber rincón, templo o calle en el que hoy no se os reciba como en vuestra propia casa, porque la ciudad, está volcada con su Cofradía de Mena.

 

         Todos los malagueños nos sentimos partícipes de esta Coronación Canónica, en una jornada en la que la devoción religiosa y los sentimientos cofrades ya están a flor de piel.

 

         Precisamente, por ese honor que sentimos al ser partícipes, y por el sentimiento de fraternidad que une a ambas cofradías, queremos aportar nuestro granito de arena.

 

        

         Y que mejor forma de simbolizar este sentimiento que haciendo entrega del escudo de oro a la Virgen de la Soledad  que junto a nuestra Soledad, se ven hoy  por primera vez frente a frente, tristes y solas las dos porque han perdido a su Hijo, pero a su vez contentas porque una de ellas ha sido merecidamente Coronada.

 

         Esta distinción es fruto,  del  inmenso afecto que nuestra Junta de Gobierno  siente  por sus Sagrados Titulares y es nuestra pequeña y humilde contribución a un día grande que también sentimos un poco nuestro, por nuestros lazos de hermandad , por nuestra unión con la Armada Española, y por la advocación de la Virgen que compartimos.

 

         Hoy la Soledad de Mena paseará por las calles de Málaga, con una corona fruto del amor y de la devoción que su ciudad le profesa,  y allí estará el Sepulcro para vivirlo en hermandad con sus amigos congregantes.

Muchas gracias

Málaga, 11 de Junio 2016.

 

 

 

© 2018. HermandadSepulcro.Org | Todos los derechos reservados.