Historia

En 1604 se funda el Convento de las Recoletas Bernardas de Santa Ana, aunque no fue hasta 1617 cuando se trasladan a la Iglesia del Císter. Aquí levantaron su edificio conventual y la iglesia en 1679, gracias al mecenazgo de Luis de Valdés

La desamortización de Mendizábal en 1836 propició que  las monjas perdieran todas sus fincas urbanas y rurales, y se iniciaron los trámites para su derribo, el cual se produciría en 1873.

A pesar de ello, las religiosas mantuvieron su clausura en una casa particular hasta que, tras la restauración borbónica, pudieron regresar gracias a D. Antonio Campos, que había adquirido el solar y les cedió un espacio en la parte central, de menor valor, para un nuevo convento.

Del primer edificio, se conserva la portada de la Iglesia, en cuya parte superior se encuentra la imagen de Santa Ana, que le da nombre.

El interior consta de una sola nave de planta rectangular, rematada por un ábside semicircular  de austeridad monacal y de reducidas dimensiones.

En 1931, el Císter fue uno de los pocos edificios que no fue incendiado pero, en 1936, sí sufrió las consecuencias de la Guerra Civil.

Tras la marcha de las religiosas, la Iglesia del Císter ha estado cerrada durante muchos años, y no ha fue hasta el 25 de Enero de 2014, cuando  los titulares de la Hermandad del Sepulcro fueron trasladados y situados en el Altar Mayor, donde se encuentran en la actualidad.

De esta manera, esta pequeña iglesia, tan desconocida para los malagueños, ha sido recuperada para el culto por la Hermandad, siendo un templo de gran valor histórico, arquitectónico y religioso en la ciudad.

 

 

  Facebook Sepulcro        Twitter Sepulcro       

Calendario

Julio 2017
L M X J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6